Páginas

10.5.13

El numen.



EL NUMEN

El trazo soleado
con la sombra a la espalda
burbujea color con aire,
en abrigo el collar anaranjado que hila.
Amarillo retorcido colisiona
como caricia flotante
y gárgola forjada con industria
activa espiral que dobla
el desierto facsímil
dentro de las dunas que afuera
cambiantes se asemejan al temblor del aire.
Cruza lapicero en sombra carbón
por el brillo del reposo
y emancipado peñón crea huella,
emblema piramidal visto desde la piedra
emboca cúspide.
Esculpe y envasa corriente las ruedas
inertes , enjambre luminoso es intermitente
y del naranja débil al mayor cálido
palpita superficie de agua refractando.
Numen de los lunares anárquicos,
anaquel de los peciolos diáfanos
y como pureza la llamarada
reverbera en progresión que allana
del grosor hasta partícula de playa,
y destila el azul desde el quinteto afilado
e invasivo disgrega la restante bruma.
Circular erosión procrea cauces,
nimbo que traduce lenguaje del cielo
al sólido o al líquido,
nevisca sin inscripciones concluye
académica piedra.
Ruge nube
y endulza lago labial,
en la escalera de los dedos besa
un viento cálido con énfasis preciso.
La pintura rocosa y blanca
conecta como rama trayectoria azulada
en la residente corola
y red hilada abriéndose nuclear
ocupa una luz completa
de la periferia al yacimiento del relieve.
Brazalete dice sombra
y el vidrio trae espuma
al azul de la playa vestida en el punto
y con la ensenada respirable
nativa piel de la nitidez dinámica
se reanuda.



Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 SafeCreative.org. John Desde
Publicar un comentario

ShareThis

ShareThis